25/3/15

Rumbo Sur. Parte 2: "El cruce de la cordillera de Nahuelbuta"


Un enorme Pehuen a orilla de camino

Buenuraqui, nunca olvidaré ese nombre, me costó aprendérmelo y debió haber sido por algo, ya que intentando llegar al pueblo me perdí dos veces, en medio de caminos forestales, trumao y bosques interminables.



La ruta desde Concepción a Cañete
Concepción - San Rosendo

Salí de Concepción por la mañana, luego de despedirme de Jessen y Camila que me recibieron de lujo en su casa, y al mediodía ya había pasado Chiguayante y Hualqui. En el primero encontré un taller de bicis para aceitar la cadena y aquí conocí a Salvador, quien me recomendó una ruta paralela a la vía férrea y que va de Talcamávida hasta San Rosendo.



En Hualqui termina el pavimento pero continúa un ripio en buen estado que bordea el Biobio y llega a Quilacoya, Unihue y luego Talcamávida, pueblo en el que me encontré una procesión que me demoró bastante, pero fue bien interesante verla y participar de ella. De Talcamávida tomé rumbo a "El Gomero", siguiente estación en la línea, pero apenas se abandona el pueblo comienza una cuesta larguísima y empinada, entre bosques de pinos y eucalipto,  para luego de unos 8 km llegar finalmente a la estación. Desde la estación El gomero nace un camino infernal lleno de trumao y con una cuesta gigante, aquí  fue donde me perdí casi dos horas ya que tomé un camino forestal que llegó a ningún lugar. Cuando comienza la ruta hay dos señalizaciones que indican el camino a Buenuraqui, pero más adelante ninguna, para que no les valla a pasar lo mismo, les dejo esto: "Luego de la última señalización a buenuraqui, tomar el puente de la derecha y comenzar a subir la gran cuesta. Casi al llegar arriba hay un cruce de caminos por el cual debes continuar derecho. Luego el camino baja levemente y llega a otro cruce de varios caminos, aquí tomar el primero de la derecha que comienza de inmediato a bajar y pronto se ve nuevamente el río, casi al llegar al río sigues derecho hasta cruzar un pequeño puente y luego a mano derecha se llega a la estación de Buenuraqui" 


Saliendo de Concepción. Río BioBio, camino a Chiguayante

Camino a Talcamavida. Algunos trozos de camino tienen buen asfalto

El camino de ripio a Talcamavida que bordea el río Biobio
Llegando a Talcamávida
Esta si que es subida

En la estación "Gomeros"

Camino a Buenuraqui. Cual de los dos caminos es el menos malo

Con el atardecer sobre los cerros buscando Buenuraqui

Empolvado total, aunque ya había encontrado la ruta

El trumao que hasta en las bajadas se volvía un problema

En la estación de buenuraqui, con los últimos rayos de sol

Acampé en la estación aunque no fue una buena idea, los grandes trenes que pasaban toda la noche me despertaban de una forma parecida a un terremoto, con un fuerte ruido y todo el suelo temblando. Definitivamente una mala idea. De Buenuraqui tomé un sendero que va bordeando la línea del tren y el río BioBio. Es un bonito sendero de 8 km muy bueno para pedalearlo, sentía que valía la pena haberme perdido entre el trumao, más encontré montón de uva en el camino, desayuné uva mientras pasaba el tren mirando a las aves que adornaban el paisaje del río. Continué a San Rosendo y al llegar noté que un eje de la bicicleta se había roto, había que cambiarlo y recién pude hacerlo en Laja, ciudad aledaña a San Rosendo.

La entrada a San Rosendo desde la estación de trenes hace que parezca una ciudad de los años 60, con sus antiguas casonas, adoquines y empinadas calles. Es bonito pasear por esta ciudad, aunque la canción de la pérgola de flores, la de Carmela, no me la podía sacar de la cabeza.

San Rosendo - Angol (Parque Nahuelbuta)

De San Rosendo solo se cruza un puente y se llega a Laja, una gran ciudad con mucha actividad forestal, emplazada entre suaves cerros y al borde de una laguna llamada la señoraza. Aquí repare mi bicicleta entre el olor de la celulosa y continué rumbo sur, en dirección a Los Angeles. Se avanza bastante rápido por el asfalto, así llegué pronto a Santa Fé, y aquí estaba la opción de cruzar a Nacimiento por botes o tomar un atajo que llega a Coihue. Tomé la segunda opción ya que no había seguridad con los botes.

"Al salir de San Fé en dirección a Los Angeles y luego de avanzar unos 2 kilómetros,  tomar camino a la izquierda en dirección a Coyanco, seguir derecho y en unos 10 km se llega a la ruta 180. Se toma en dirección a la derecha para empalmar con la ruta 150. Con esta seguir al sur hasta Renaico y luego Angol"


Este es el palacio de los chanchos. En la foto, el rey chancho. Tremenda pocilga 

Esa es la huella que va desde Buenuraqui hasta San Rosendo, por la línea del tren. Son 8 km de bonito camino

Ricas Uvas para desayunar

La huella continúa bordeando el Biobio

Llegando a San Rosendo

Entrando a San Rosendo por la estación de trenes

Las antiguas industrias de la ciudad

Los primeros 500 km de la ruta

Calor

El atajo para no pasar a Los Angeles. Buen camino que lleva de Santa Fé a Coihue

Llegando a la novena región

Este trabajador tuvo un mal día


Ya por las 8 de la tarde llegué a Angol y decidí continuar para ganar algo de camino en dirección a la cordillera de Nahuelbuta. Apenas se abandona Angol comienza una cuesta muy empinada y con bastante trumao, un poco difícil de pedalear. An Angol me sorprendieron las cantinas en las esquinas, con sus comensales en la puerta esperando la hora para tomarse la última, me saludan siempre muy alegres a mi paso. Pedaleé hasta pasado las 10 y llegue a un lugar llamado "El manzano", lugar que recién pude apreciar al día siguiente y que posee además de hermosos bosques un bello balneario justo bajo su puente. Llegue muerto, la subida fue tremenda, además de todo empolvado, por suerte el río me ayudó con el aseo antes de dormir.

Parque Nacional Nahuelbuta - Cañete

Luego de un buen desayuno comencé a pedalear rumbo al parque Nacional, aún me quedaban arduos 15 kilómetros, sobre todo los últimos 5 que son los más duros. Finalmente llegué al portón que anunciaba el ingreso al parque y al igual que el ánimo el entorno del camino mejoró totalmente, ahora pedaleaba entre bosques nativos, Notofagus y araucarias, enormes y bellas araucarias que me acompañaron por todo el parque, disfruté al máximo esos casi 10 km dentro del parque. Ya abandonando el parque comienza una gran bajada que me comió todos los frenos, desaparece el bosque nativo y luego de unos 20 km se llega al río Cayucupil y de aquí y a solo un par de kilómetros se llega al pueblo del mismo nombre. Aquí me tomé un rico mote con huesillo para tomar fuerza para los últimos 13 kilómetros hasta Cañete.


El balneario de "El manzano", a 19 km de Angol y rumbo al Parque Nacional Nahuelbuta

Subiendo la cordillera de Nahuelbuta

En las Vegas Blancas, último caserío antes de la cima de la cordillera

Los últimos 5 km son duros pero a la vez lindos. Comienzan a aparecer las primeras araucarias

Llegando al Parque Nacional Nahuelbuta

Pedaleando dentro del parque

Una hermosa araucaria


Las araucarias encierran el camino. Yo feliz con mi bicicleta
Abandonando la reserva, aunque aún se ven araucarias

Luego de una intensa bajada, se llega al río Cayucupil

Mi reencuentro con el asfalto, solo 2 km más adelante se llega a Cayucupil y en 13 más a Cañete

En Cañete visitamos esta gran laguna ubicada hacia la costa. Me mande un mate y es un tanto salada

Llegué a Cañete cerca de las 6, donde me esperaban José y Patricia, buenos amigos que recibieron y con los que pasé dos entretenidos días, conociendo además otros personajes cañetinos entre cantos y compartires. Conocí mejor Cañete, me fui muy contento de Cañete.

1 comentarios:

Publicar un comentario